1. El respeto por la dignidad humana y la defensa de los derechos.
2. La solidaridad entre las personas de la Fundación y con los usuarios de los servicios.
3. La orientación al usuario y su entorno como valor de la gestión de calidad.
4. La participación de todas las personas (personal voluntario, profesionales o personas usuarias).
5. La descentralización en la toma de decisiones, corresponsabilidad y compromiso.
6. La profesionalidad con criterios técnicos y científicos más avanzados y ética profesional.
7. La innovación y búsqueda de nuevas ideas, conocimientos y prácticas.
8. La gestión de la globalidad de la misión de la organización.
9. La transparencia y eficiencia en la gestión de recursos.
10. La responsabilidad social y la comunicación adecuada.